lunes, 14 de diciembre de 2009

Richard Villalon divino y urbano entrevista para Farandula Latina


“Llevo la voz de los desheredados, los gitanos, los payos desafortunados, los gays, los exiliados involuntarios, los desterrados de sí mismos, los que se niegan a las ruedas del molino. Las mujeres solitarias, los hombres descabalados, la suma de los desencuentros, los retirados contra su voluntad, los” outsiders”, los mileuristas. Los parados, los que bromean con la muerte, los artistas del hambre, los optimistas del hombre.


Los prisioneros de sus riesgos, víctimas de la frialdad. A los que Dios no contesta sus llamadas al móvil. Esos soy en mí mismo. Un médium cantador. Los sueños deben cargar una coraza reflectante. El Arte es quien transforma, no las reformas. La crisis es una invención matemática para justificar nuevas y sofisticadas tropelías.

Soy ese alguien cantando lejos… desde lejos busca vuestras miradas… para reconocerse.”

Richard Villalón



Entrevista para la revista “Farándula Latina” por Jairo Valero



¿Quién eres? Obviamente me encantaría una autodefinición tuya, llevo desde esta mañana intentando definirte….



Un equilibrio entre lo bueno y lo malo, un caminante consciente. Lo importante no es llegar, sino gozar el camino. Un peruano, judío, sudaca, comunista y maricón amante de las líneas libres y “odiante” de las etiquetas. Un vampiro alimentado con la sangre del asombro…



¿A quién van dirigidas tus canciones?

A los que saben que la trivialidad y la ignorancia es un peso anclando dañando el futuro de la gente. A la gente con sueños en la piel, a los que negamos dictaduras y falsas libertades No soy anti-nada .Me da rabia el dolor producido por intereses tiránicos. Mi música es la nave salvándome de ser vulgar.



¿Has tenido algún tipo de influencia por parte de otros músicos y compositores que te hayan inspirado?

Son muchos a nivel técnico, creo firmemente en la creación de mundos sonoros diversos. He estudiado etnomusicología, el folklore es la fuente inagotable de la memoria musical del hombre. Amo la música clásica y el jazz. Hay cantantes y cantores que han sabido conjugar pasión y profesión para quedarse en mis oídos como veladores eternos de mi estética. En mi país (Perú) participé de movimientos musicales de nueva canción así entendí que ser artista es ser un obrero incansable de las sensaciones. Como actor aprendí que no es necesario sufrir para expresar sufrimiento ajeno pero si es imprescindible tener una conciencia demócrata de la vida. Trabajo a diario con las sensaciones más diversas .Inclusive en Sevilla han intentado por años hacer de mí un cantante silencioso. Nunca han logrado enmudecerme, mi trabajo es vital a tope.





Háblame de fusión

La verdadera fusión nunca genera confusión. Sirve a quien la produzca como necesidad íntima. “Lo puro no es seguro”. Lamento terriblemente la moda de la fusión a partir de carestías comerciales de las discográficas. Un resultado nunca deber ser amorfo, ni monstruoso. Jamás debe generar resultados que nos hagan parecer raros. Lo raro es primo de lo feo. La fusión debe ser natural, divertida y propositiva. No soporto la idea de mezclar “loops” y en ese mismo renglón hablar de creación. La máquina sirve si es bajo un respiro humano. Los DJ se están cargando la esencia de la música. No conozco a ninguno que no me haya hablado bajo los efectos de las anfetas, con un discurso delirante acerca del dinero fácil y la violencia justificada. La nueva tecnología, el progreso no depende de la maquinaria, sino del curso efectivo hacia nuevas formas.





¿Eres compositor?

Si, con mucho respeto y poca egolatría.



Enfatizabas que una gran mayoría de artistas latinos son de derecha incluidos los inmigrantes que recogen fresas.

Aclaro el éxito siempre está unido a grandes intereses. Los artistas latinos generalmente son movidos por empresas comprometidas y allegadas al poder en Sudamérica. La noción social del arte es rica, sin embargo eso mismo, hace imposible que los artistas esenciales invadan mercados, logren ser escuchados. El llamado World Music es una manera edulcorada y zafia de promover artistas resignados a ser atracción de feria en una Europa culposa de racismo y xenofobia.

Lo de los recogedores de fresa es otro asunto. No mezclemos conceptos. Esclavizarse aquí no vale la pena, para quince días cada año, sentirse patrón en el país de origen. Es inútil comprarse una casa en tu país cuando aquí vives hacinado en pisos patera. Es un asunto muy peliagudo definirlo en tan pocas líneas. La mayoría de emigrantes anhelan cumplir sueños revanchistas trabajando en lo que sea con tal de acumular personalmente una fortuna sucia recogiendo trabajos imposibles y siendo los principales “negacionistas” de su origen social. Aquí todos los peruanos son “miraflorinos” .Aquí todos “mueven su cucú” antes que las neuronas. Los mensajes son machistas, las canciones son para las caderas, nunca para el cerebro.



Para ti identidad sexual y el sexo es sinónimo de libertad, seguimos siendo muy puritanos en Sudamérica ¿Doble Moral? ¿Esclavos de nuestro propio sexo o esclavos del perjuicio?

Cuando “follas”, “cachas”,” tiras”, “tiemplas” o como le toque llamarse en cualquier país latinoamericano estas demostrando tu identidad en su máxima expresión vital. Eso es lo más parecido a un acto divino. Te sientes Dios, incluso ante la noción religiosa del pecado, saltas barreras. La identidad sexual es la revolución interna más válida de cada persona. “Dime por donde follas y te diré quién eres” .Por suerte en América Latina gozamos de más libertad privada, la moral pública es lo que jode esa independencia. Es tiempo de aclarar, el sexo debiera ser la religión. Cuanto más cercano estas del gozo, el dolor simplemente se aleja. El sexo es un talismán para ser utilizado a favor nuestro. Somos libres aprendiendo a entender la libertad de los demás. La gente pre juiciosa es gente sin ideas. Susceptibles a quedarse atrapadas en el miedo.



Para ti como defines “lo divino” y “lo urbano”

Aquello que nos hace generosos y aquello que nos hace especiales.



¿Te has adelantado a tú tiempo? ¿Estás en peligro de extinción?

No, es el tiempo justo. Un marido, un gato y muchas canciones son el motor de mis deseos. Asistimos a la muerte de los métodos del poder, por eso este caos demencial. Las crisis suceden cuando lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no termina por morir.



En España ¿A qué temen, a los inmigrantes o al color de piel?

Temen a la miseria como toda la humanidad. A la falta de recursos y lo de afuera. Es el temor a la pobreza lo que vuelve al ser humano desconfiado. El temor a perder status, la falta de confianza en el futuro como un espacio de cambios. Cuando lo oscuro no sea suciedad y lo blanco pureza habremos realmente aprobado nuestro examen de ser humanos.



¿Sevilla ciudad peligrosa?

Sevilla es un espejismo, tiene la dimensión de nuestra necesidad. Devora sueños, fantasías, alguna ilusión. Depende exclusivamente de nuestra sed, si domesticamos nuestras insuficiencias la vemos en su perfecta estatura. Como todo amor, carga su vena de odio. Sevilla es lo que nosotros queremos que sea. El peligro estará en esperar demasiado.



Sevilla ,11 de diciembre de 2009

jueves, 3 de diciembre de 2009

Richard Villalon Divino " A Cappella"



La lluvia moja las manchas del leopardo pero no se las quita.

Proverbio Africano

El sudor de esta noche aún me lleva. Ayer, madero en altamar, no presentía las luces de esta madrugada, las manos del público escuchando y el fuego que flotaba mientras caía o me elevaba en cada canción. Imposible callar. Canto y mi corazón asombrosamente se transforma en putita argentina, esa Francisca guardando dinero negro entre sus senos blancos, recorriendo los campos con sus cabellos de paja, su mirada de hollín…

El Teatro Salvador Távora es la cueva de las maravillas. Estoy exhausto, quiero seguir bogando los confines de esas miradas vidriosas. Cuando canté lo de Fernando Cabrera:” Te abracé en la noche con un abrazo desconocido…” una señora rompió su dolor como las aguas previas al parir. Las perlas de su collarcito cayeron brillantes, desparramadas, llegando hasta mis rodillas adoloridas de suplicar “no me dejes en la deriva del silencio…”

¿Cuántas manos en este momento estarán marcando nuestra desaparición? ¿Cuántos tornillos bailando sus danzas aciagas querrán callar a los diferentes? ¿Cuántas secretarias maquilladas hasta la desfiguración, sonreirán ante la desesperación de buscar respuestas? “El director está reunido…llame otro día ¿No has probado cantando en bodas, bautizos y comuniones? “ ¿Qué le vamos a hacer?

Ud. mismo mientras lee estas líneas y aplaude éxitos impuestos está dándome la sentencia de morir de a pocos. Lo correcto pondera la gloria del artista visible, nunca aparecen los perdidos en el camino. “No son todos los que están, ni están todos los que son”.

Tu piel brilla en la oscuridad de la cabina de luces, nadie sabe tu dirección teatral desde las sombras. Son quince años viviendo en Sevilla, sobreviviendo nuestra terrible pasión. Dos hombres casados buscando belleza, aun en las cumbres del propio miedo.

José María gracias por esta alegría, por las palabras coleccionadas y su sentido fantaseado, por los cuentos enseñados y los ases de tus mangas .Por los personajes pasados por nuestra casa. Algunos por nuestra misma cama cumpliendo su destino en el vertedero donde se reciclan.

Por tu comida de los días turbios, por el agua transformándose en vino, por los nuevos puntos cardinales inventados, por nuestra felicidad imantada. Por haber bailado con el diablo, por descubrirme la negativa espalda usada por Dios hacia lo gay.

Gracias porque mi cara aparezca llorando al lado de ese campanario solemne mientras: “el día que nací yo ¿qué planeta reinaría? “…rebalsa mis labios, ahoga desde dentro…

Compañero-marido maravilloso, has evitado el robo de mi sombra. Has logrado que ningún siniestro periodista me asuste diciéndome mi falta de disco y decida recluirme mil años en el silencio de los resignados. La música en los medios de comunicación es un negocio, “consigue para pagarte los anuncios”. Las páginas de espectáculos y cultura prefieren el ocio al pensamiento. En la radio contestan que no hay agendas de cultura porque están preparando un premio a los políticos que han asistido a una fiesta de disfraces.

John Conde se ha pintado el pelo, su boca seductora me lleva por la escalera sonora de su preciosa guitarra. Los técnicos del Teatro Salvador Távora son seres silenciosos, ángeles cuidadosos para que la canción flote serena a pesar de ciertas violencias del mensaje. ¿Estamos solos, los libres? Mientras canto baila la historia, a veces confundiendo la verdad. Pero la verdad tarda y al final, dispone.

Cantamos a mil calles de la casa presidencial, a dos mil leguas del próximo ganador de la bolsa, a menos de un kilómetro de cualquier alcalde corrupto. A un centímetro de los depredadores natos.

Estamos en el Polígono Hytasa y esta noche lluviosa la gente se acercó: “cantamos porque el rio está sonando y cuando el rio suena, sueña el rio. Cantamos porque el cruel no tiene nombre, en cambio tiene nombre su destino”

Estoy ahora lustrando el cristal de mi luz sempiterna, el limo del naufragio. Quitándome un bolero incrustado, una ranchera ha tatuado estas ojeras de seis noches sin dormir. No dejaré de pensarlos. Gracias.

Soy un cantante negado a las subvenciones, al ensordecedor giro de aplaudir señoras políticas. Soy un hombre viajero, estos últimos quince años he visto la vida a través de las paredes. Sevilla dama espejismo, España madre madrastra.

Divino y urbano, serio y burlón. Mi corazón rabo de lagartija, cuanto más se empeñan en cortarlo, más crece. Soy ese fantasma haciendo caer cucharas en las casa de los crueles. La extraña coincidencia ratificando que algo mejor está por llegar para cumplirse. El maestro de canto trasformando defectos en ciertas virtudes. Quien arranca egos donde deben crecer rosas

Es madrugada en Diciembre, un árbol de mandarina mira desde un vecino terreno baldío.

Cada primavera sus frutos resplandecientes caen inútiles, nadie los recoge. Su ternura potente no deja de embrujarme. ¿Será un presagio de lo sucedido?

Soy ese cantante a quien esta ciudad ha congelado la lengua. A quien los periodistas niegan una línea en sus textos. A quien ciertos intelectuales reducen bajo el peso de sus sospechas.

Paradójicamente ese a quien la gente va a ver todos los miércoles a pesar de la crisis, el futbol y las lluvias.

Soy un disidente indecente. Me niego a ser parte de ese método amable, presuntamente correcto.

Richard Villalón

Miércoles, 02 de diciembre de 2009

domingo, 22 de noviembre de 2009

Richard Villalon divino y urbano para Leer




Lo esencial del viaje es volver al propio jardín y mirar las cosas por primera vez.
T.S Eliott

Desde hace años cazo canciones para dejarlas vivir en el patio interior de mi memoria. Ellas titilantes se adueñan de esa extraña libertad de aprehenderlas para mí, interpretándolas a los demás, con la versión intima de mi ventana. Hacerlas nuestras, es el fin principal del arte. He viajado feliz, victorioso, arropado con este dulce y clamoroso equipaje. He vivido continentes enorgulleciéndome de mis tesoros sonoros. Honestamente no he encontrado la canción útil para todo. Inclusive puedo afirmar: es infructuoso que una canción pueda salvarnos. No soluciona, a lo mejor, pero si da esperanza. Amortigua, desencadena, anestesia, ilumina, fluye… realmente es agua matando mucha sed. Mi religión ha sido siempre la música. El sexo ha ayudado a no sentirme Dios, a reconocer: El equilibrio es un resultado del riesgo. La política es una forma divertida de dibujar el infierno .Estas disciplinas han alegrado la vida quitándole expectativa a cualquier fantasía ególatra. Soy un superviviente nato, confieso sin vergüenza burguesa. Un peruano originario, mil leches entremezcladas con vocación y profesión de ser un ser humano liberal. Soy un artista sin hache de “hartible”, concienciado en su fondo, poco amistoso con cualquier dictadura, moda o tendencia cool.
Ahora en Sevilla ha pasado algo revelador, desafiante. La televisión de mi silencio se ha despertado más enferma que de costumbre, una especie de trasfondo negativo reclama la intervención de aquellos que creen “que nada está perdido”. Algo alerta: Cantar es urgente. Esta es una ciudad llena de sentimientos blindados. Una alegría decretada, reglamentaria y pertinaz cada Semana Santa o Feria en turno. Maniquíes estrábicos codeándose en el llamado status de lo políticamente correcto. Amurallados, distantes, coléricos. Cargan periódicos como fardos funerarios. Sordos repitiendo lo malo cual mántricas letanías. Los que venimos de afuera somos al final los mismos, que siendo nacionales, van partiendo, huyendo despavoridos. Ambos buscando una vida decorosa, menos santiguada, una libertad sin ofensas, sorprendente. Negados a comulgar con lo llamado “normal”. La urbanidad ha sido la jaula de la creatividad. El marco de las pinturas en su rigidez nada tiene que ver con la sinuosidad de las líneas en su forma plástica. Aquí los libertarios nunca descuidan lo que callan según la oportunidad.
Los medios de comunicación difunden historias colmadas del miedo hacia lo exterior. Eso se llama Eufobia:” Miedo a las buenas noticias”. El miedo no es al color de otras pieles, ni de otras ideas. El miedo se sintetiza especulando un bienestar arrebatado por gentes ajenas a un lenguaje nacionalista, pernicioso, fundamentalista. La multiculturalidad no es lo mismo que la interculturalidad. Los zoológicos demuestran la eficacia de esa rutina. La integración se topa de bruces con quien al integrarse, destaca.
Los creadores no usan un pasaporte para regalar sus aciertos al mundo entero. ¿Alguien se pregunta si en su país Lorca era un delincuente, cuando conmueve alguno de sus poemas? ¿Alguien discute el permiso de residencia de Picasso frente al cuadro de Guernica? ¿Alguien se acalora si Buñuel era aragonés o chino mientras cortaba un ojo con una cuchilla? Hay muchos conformándose con eso de: “No somos malos, solo ignorantes” (Augusto Monterrosso) ¿En qué cajón de nuestras filias o fobias ponemos a la Inmigración? ¿Realidad, fenómeno o problema?

El miedo divide, dividiendo se triunfa. Los poderosos, su existencia, su perfecta maquinaria los hace cada vez más legendarios, incluso invisibles. La sangre de sus venas, su latido interior se nutre asustando a los demás, hacerlos sentir aislados. Realmente la pobreza es la única castigada, no se castiga a quien la fomenta.
Por eso este concierto, esta razón de vivir obliga a dejar mi condición de rehén silencioso. En esta ciudad me he casado con un hombre genial, casi alado. Tengo alumnos para aprenderles sus manías, sus alegrías certeras, sus equívocos acertados. Tengo una luna recorriendo acertijos en mi ventana. Un gato asustado cuando Belén- Esteban aparece estallando en la pantalla, gritando asesinatos en serie por su hija descomunal, gracias a ella.
Un coche con el ritmo de la cueca chilena en su tercera marcha a 100kph.Vivo en una calle cerrada a donde llegan mis alumnos para abrir sus mentes como paracaídas .Feligreses con vocación de canción y teatro, huyendo de perniciosos despeñaderos, esa tortura primigenia llamada casting.
Aquí escribo cada madrugada feroz, canto aliviándome del dolor del anonimato forzado. Hay un silencio profundo, afinado, preciso. Las canciones son mis amuletos desempolvados. Mi armadura para esta etapa antigua y ceremonial de toda una vida. Cantaré a los poetas americanos con este corazón casi europeo, Chico Buarque, José Alfredo Jiménez, Silvio Rodríguez, Violeta parra, Caetano Veloso, música negra peruana, boleros lacerantes. Rancheras incendiarias. La copla envenenada y el papel ancestral de poetas inmensos. Un mundo sin nacionalidad…. divino… genial…urbano…
Llevo la voz de los desheredados, los gitanos, los payos desafortunados, los gays, los exiliados involuntarios, los desterrados de sí mismos, los que se niegan a las ruedas del molino. Las mujeres solitarias, los hombres descabalados, la suma de los desencuentros, los retirados contra su voluntad, los” outsiders”, los mileuristas. Los parados, los que bromean con la muerte, los artistas del hambre, los optimistas del hombre.
Los prisioneros de sus riesgos, víctimas de la frialdad. A los que Dios no contesta sus llamadas al móvil. Esos soy en mí mismo. Un médium cantador. Los sueños deben cargar una coraza reflectante. El Arte es quien transforma, no las reformas. La crisis es una invención matemática para justificar nuevas y sofisticadas tropelías.
Soy ese alguien cantando lejos… desde lejos busca vuestras miradas… para reconocerse.

Richard Villalón

http://www.richardvillalon.com/
http://www.youtube.com/user/pajorima

Agradecemos su difusión.
Material entrevistas y Contacto 656306524

lunes, 16 de noviembre de 2009

Richard Villalon ...divino y urbano "Boletinados"


Boletinados
Richard Villalón…divino y urbano
TEATRO SALVADOR TÁVORA
Ciclo de Música Urbana
Los Miércoles del 18 de Nov. Hasta 16 de Diciembre 21Hs.
AVENIDA HYTASA 14 TEL. 954658818
Polígono Hytasa, Calle Lino 1
http://www.richardvillaon.com/
http://www.youtube.com/user/pajorima

La palabra es la columna vertebral de las canciones. La idea cargada en esas palabras es su vida esencial. Lo desalmado de ciertos mensajes, incluso en las fieras, ratifica ese don que poseemos para sentir y pasar por distintas emociones, sin devaluarnos. El alma, el duende o lo que cualquier emborrachado quiera inventar para detallarla es el resultado de oscuros sigilos y brillante esperanza contenida.
Llevo dos semanas cantando en el Teatro Salvador Távora ¡Divino y Urbano!
Han aparecido personajes cuya vida los ha atraído el imán del concierto.
Hacía tiempo no cantaba en Sevilla, estos años silenciosos han servido para hablar, una vez más, de los espejismos. Sevilla misteriosa plateada, taciturna sirena huraña.
Dos conciertos me han enfrentado al extraño mito de espantar al silencio. Los medios de comunicación no apoyan, se escabullen. Usan contestadores automáticos, recepcionistas soeces, e-mails caducos. Bajo esta queja literal puedo explicarles la losa pesada de estos años callados. ¿No habrá alguien aclarándoles que la vida no es esa pantalla circunstancial rodeada de hipotecas y pésimos presagios laborales? ¿Por qué no publican nada los medios de una ciudad donde no se para de hablar? ¿Por qué la televisión pública habla de la reducción de peso corporal por medio de una máquina que produce frío (criolipólisis) y deja de interesarse por la vida cultural de un pueblo harto de inyecciones alienadas e ideológicas? Alguien contestó que esa noticia produce dinero, da “share” y la música solo da problemas cuando no tiene quien financie su existencia.
¿Será cierto que ser extranjero es un estigma en una ciudad tan católica, turística y aparentemente abierta?
¿En qué pecamos los enamorados de esta ciudad? ¿En querer hacerla nuestra? ¿En percibir fealdades que los oriundos silencian o no se atreven a corregir?
Este miércoles el concierto estuvo sorprendente. La rabia salía de rato en rato, como esos perritos persiguiendo coches en las ciudades de provincia. El amor relampagueaba por canciones apasionadas, obsesionadas, apremiando sombras. La sensualidad surgía como quien encuentra dos pies extraños debajo del agua. La gente estaba lúcida, flotando. Maravillosa experiencia esta de cantar para seres amantes de la vida. En la calle se sigue distrayendo, hablando de los piratas del Alakrana, de los nudos insólitos de las corrupciones. Sin embargo nadie se libra de esta dolorosa sensación de indefensión frente a las tormentas propiciadas por brutalidades económicas.
Canté “Vámonos” de José Alfredo Jiménez, una señora de pie realmente estremecida, bendijo a mi madre mientras las lágrimas aparecieron para sanar el malestar de la diferencia de clases reclamada por la canción. Silvio Rodríguez pregunta desde El Escaramujo: “¿Por que la tierra es mi casa? ¿Por que la noche es oscura? ¿Por qué la luna es blancura que engorda como adelgaza? algo de mí navega ciego por los mares borrosos de la memoria cuando una bruja me agarra y “…Me lleva al cerrito, me vuelve maceta y un calabacito, que diga y que diga que dígame Usté., ¿Cuantas criaturitas se ha chupado ayer?”
“Richard Villalón…Divino y Urbano” es un concierto íntimo, todos los miércoles nos encontramos humanos parecidos y seres diferentes alrededor del sueño de esta ciudad. Crisis es todo aquello viejo que no acaba de morir y todo lo nuevo que no llega a nacer.
La crisis nunca divide fantasías recurrentes La crisis nos identifica alrededor del arte popular. Los comedores sociales, el temible paro, el desempleo esta agrupando gentes lejanas al odio, anhelando bautizar nuevas esperanzas. Salvador Távora se ha atrevido, luchando desde su nave en un Polígono Industrial de Sevilla a favor de los pequeños que luchan contra gigantes monstruosos.
Señores de los medios de comunicación ¿Quien pedirá ayuda para ustedes, cuando hayan eliminado a los demás?
A los artistas, a los gestores de nuevas propuestas para derrotar miedos asociados al cierre de un periódico, radio. TV local o revista cultural.
¿Quien tendrá conceptos humanos cuando Uds. reclamen su identidad personal, negándose a ser un número utilitario en el inventario general?

Richard Villalón
Sevilla, 15 de noviembre de 2009

Agradecemos su publicación y/o Difusión
Material, entrevistas y más información, Móvil: 656306524
http://www.richardvillalon.com/
http://www.youtube.com/watch?v=SkgiVv8Lg1U
http://www.youtube.com/user/pajorima

viernes, 6 de noviembre de 2009

Richard villalon Boletin de prensa Divino y Urbano



Richard Villalón…divino y urbano
TEATRO SALVADOR TÁVORA
Ciclo de Música Urbana
Los Miércoles del 4 de Nov. Hasta 16 de Diciembre 21Hs.
AVENIDA HYTASA 14 TEL. 954658818
Polígono Hytasa, Calle Lino 1
http://www.richardvillaon.com/
http://www.youtube.com/user/pajorima

“Richard Villalón…Divino y urbano” es un espectáculo de formato íntimo conformado por canciones donde el hombre y la ciudad que lo acoge, o aprisiona, son los protagonistas principales. Canciones de amor, desamor, consuelo, rabia y esperanza reunidas. Elevadas en un canto casi ceremonial con intenciones de atraer el brillo balsámico de un destino mejor.
El resultado de una vida emocionante y el reto cotidiano de cantar son los ingredientes cardinales de este concierto.
Richard Villalón es un cantante de origen peruano que vive en Sevilla hace casi 14 años.
Vino de México, donde es aún, un ser especialmente congratulado con el sentir y la memoria popular. En América Latina es un reconocido representante efectivo del canto nuevo y el mensaje de sus poetas más importantes. Sus puestas en escenas son emotivas, valientes, con una inteligencia equilibrada. Desde su llegada, es un personaje con el cual el público español se identifica y los medios apoyan. Su trayectoria impresionante ahora retoma el rumbo de la canción. Nunca ha conciliado con la idea de ser artista complaciente. Sus diversas actividades (maestro de canto clásico y teatro, escritor, guionista, coach emocional) lo han puesto en un lugar concreto del medio cultural. Este concierto confirma el eterno itinerario de los seres urbanos en constante emigración. El desarraigo, las nostalgias, los juegos de la suerte, la solidaridad y la integración son la clave de una propuesta sólida y a la vez lúcida. Canciones de América india, negra y criolla con elementos europeos .Canciones españolas con acento americano crean esta propuesta original sin la necesidad forzada de caer bien a ninguna corriente comercial. Una voz imantada, una presencia conmovedora, donde música y poesía alcanzan grados máximos de expresión .Una vez más será su herramienta para quedar en el pensamiento y el corazón de quienes lo han gozado.
“Richard Villalón… divino y urbano” abre el ciclo de Música Urbana del Teatro Salvador Távora a raíz de una proposición personal de Richard Villalón. Arriesgada en estos tiempos ausentes de alegrías duraderas. Serán los miércoles a las 9 de la noche. Divinos y urbanos se reconocerán con el sonido de una ciudad muchas veces sorda a los nuevos llamados.
Algunas canciones de Divino y Urbano: El escaramujo (Silvio Rodríguez), Huayno del diablo (Jorge Fandermole) Disculpe el señor (Joan Manuel Serrat), Te abrace en la noche (Fernando Cabrera) Rueda de bailarina (Edu Lobo - Chico Buarque) ,La Bruja (Tradicional mexicano)
Afiche (Stampone/Expósito),Plazos Traicioneros (Luis Marqueti), África Landó (Tradicional Perú),Canción de amor para Francisca (León Gieco),El membrillito (Andrés Soto) El día que nací yo(Quintero),Vámonos (José Alfredo Jiménez).
Agradecemos su publicación y/o Difusión
Material, entrevistas y más información, Móvil: 656306524
http://www.richardvillalon.com/
http://www.youtube.com/watch?v=SkgiVv8Lg1U
http://www.youtube.com/user/pajorima
e-mail: pajorima@terra.es

viernes, 9 de octubre de 2009

Richard Villalón ...divino y urbano




Richard Villalón…divino y urbano
TEATRO SALVADOR TÁVORA
Ciclo de Música Urbana
Los Miércoles del 4 de Nov. Hasta 16 de Diciembre 21Hs.
AVENIDA HYTASA 14 TEL. 954658818
http://www.richardvillaon.com/

La noche que vi ”Carmen “en un polígono industrial de Sevilla quedé hechizado ante la fortaleza del arte. En ese mismo recinto seguramente años atrás hacían tornillos o materiales para conformar las partes íntimas y estructurales de una ciudad desconocida. En esa nave hubo, entre los obreros que en ella trabajaban, conversaciones acerca de amores fallidos, de identidades cambiadas, de futbol, de políticas ilegibles, de iglesias rígidas, matrimonios y funerales. Entre esas paredes hablarían de pelotazos y agujeros negros en la nebulosa de una sociedad quebrada en sus repartos esenciales. Nadie imaginaria, pasados los años, que sobre ese mismo suelo bailarían flamenco, zapatearían exorcizando el dolor de vivir y un caballo blanco deslumbraría a los que cándidamente acudirían a ver esa incandescente “Carmen” de Salvador Távora.
Extasiado con el logro social de llevar al arte a lugares poco favorecidos, me puse a pensar ¿Y por qué no habrá un lugar así para crear una Casa de Canto popular? Esos lugares en América Latina donde pobres y ricos comparten música y poesía. Sitios legendarios gestores de grandes alianzas de clases. Los distintos de cuna y educación conciliados, palpitando en un solo corazón sonoro. La música puente y ecualizador en pro de una sociedad decididamente demócrata, menos demagógica con respecto a la igualdad social.
Salvador Távora con su imán fulgurante aceptó la idea de crear un sitio para náufragos,” un día a la semana cuando la compañía La Cuadra de Sevilla descansara”.
Una noche donde pudiésemos cantar los que estamos dentro de un sistema diferente de difusión, los que creemos en el canto férreamente. Aquellos a quienes los concursos de talentos nos dan grima y la industria discográfica nos temen por ser pensantes, diferentes y ante todo, realistas en el juego de la humanidad actual. Sumada a esta razón siniestra, está la eterna disputa de agrupaciones de vecinos que odian la música en aras de un sueño complaciente. ¿De qué le sirve a una ciudad dormir tranquila, si sus sueños parecen una muerte civil? A cierto sector ciudadano le seduce el ruido a falta de respuestas válidas y futuros inciertos ¿ Es el ruido un desencadenante o un anestésico?
Los cantantes urbanos somos los alejados de la luz, los subterráneos. Los que pretenden acariciar la piel de la luna. Los jugadores eternos rescatando lo cotidiano para convertirlo en el talismán contra los miedos. Los accionistas de la esperanza más remota. Los que la suerte ha librado de ser ministros. Los que la vida ha premiado al descubrir seres vivientes habitando en cada palabra cantada.
Este ciclo de música urbana tratará de comprometer al cantor, cantautor con los sucesos de una ciudad secuestrada por el silencio. Buscar respuestas solidarias partiendo de un oficio solitario, poco reconocido, de una utilidad primordial. El público en general supone otro matiz al quehacer artístico. Basta leer los espectáculos de los medios de comunicación. Lo programado siempre raya en lo snob, lo elitista, lo políticamente corregible. La manida y famosa palabra fusión ha parido una confusión de géneros alimentando únicamente a los explotadores de la llamada corriente musical y a los gestores de una cultura de sometimiento político. La validez de lo contestatario ha sido amordazada por ese instrumento tortuoso de la subvención.
Es importante para Sevilla capital tener un lugar para la música urbana. Donde experiencias vitales, folklores, artes y nacionalidades logren por fin la interculturalidad. La multiculturalidad es siempre un zoológico donde cada cual sobrevive a sus jaulas.
Una casa de Canto es cardinal para guarecernos del bombardeo constante de ideas alienantes y aterradoras. Vivimos una época de crisis magnificada, justificando una serie de atropellos continuos a la sensibilidad, al ánimo, a la alegría. La televisión retrata la miseria de los afortunados .Los desafortunados son ejemplo para obligarnos a caer esclavizados por hipotecas, consumo y delirio inflamable. La cadena es larga, inhumana, embrutecedora. La gente cree menos en el arte .El éxito artístico parece un resultado de eslabones de poder interesado, suerte y azar extremo .Los artistas somos en el inconsciente colectivo unos animalitos perdidos de su propia brújula.
Esa noche semanal nos acercará al ritual inmemorial de compartir. Podremos hallar la clave acerca del por qué las canciones se escriben si la felicidad se aleja de nuestras ventanas ¿Por qué se canta para espantar al mal? El encuentro será en ese mismo local de Hitasa donde se desarrolla el trabajo teatral de Salvador Távora con “La Cuadra de Sevilla”. Buscamos la hoguera ancestral donde las tribus se cuentan y cantan leyendas para supervivir. Lo mágico al servicio de una sociedad menos feroz, la poesía como fuente inacabable del verdadero misterio. Cantaremos la mejor de nuestras canciones, pronunciaremos contundentes el mejor de los silencios. Queremos rescatar a la ciudad de su deriva, quitarle esa sordera premeditada. Es muy importante reconocer: Los pueblos cantantes jamás perecen. Sucumbir al encanto del encuentro cercano, paladeando el sabor sublime, hermoso, del significado de vivir.
Richard Villalón
Sevilla, Martes, 15 de septiembre de 2009
Material, entrevistas y más información, móvil: 656306524
www.richardvillalon.com

sábado, 13 de junio de 2009

The Milk Brothers


Tu número telefónico repitiéndose dentro de mi camisa, consiguió dejarme igual a un semáforo en medio de la garúa limeña. Mamá repetía: “es un hombre raro”. Tus ex-mujeres nunca hablaban mal de ti, te evitaban. Mis amigos auguraban:”… ese huevón mira igual a cuando uno tropieza en la calle con un ciclista recién atropellado y no hace nada por socorrerlo, ese “pata” es un hombre malo”. No les hice caso. Busqué un pretexto, la Avenida Larco a los quince años era una vitrina opaca, sin monedas para comprar. Al traspasar esa primera vez tu puerta, mi corazón se desbocaba. Preguntaste amable si buscaba agua, los vellos de tus manos al acercarme el vaso fueron un rayo de electricidad.
Hablamos de Velasco Alvarado, el círculo universitario, si los desaparecidos eran un cuento. Palabras lentas, luces sicodélicas imaginarias, la velocidad del mundo ralentizada. Jugamos como quien juega con un ratón, viéndonos tras la cámara oscura del deseo, adivinando un habitante alado agazapado detrás del silencio intempestivo.
Una cicatriz quedó de ese encuentro. Tu olor permaneció dentro de mí. Pasaron las semanas raudas, un viernes tomando guinda en la Huaca Juliana, acabé cortando con mi enamorada. Aceptamos aliviados algo presentido desde aquella vez que aburridos nos prodigamos.
Odié cada paso de la Avenida Larco, aborrecí que fueras amigo de mi mamá. Las madres se equivocan poco. Supuso mi caída en tu trampa cuando nos presentó. Mi desasosiego la hizo animarme a irme a Chosica o a Huancayo a ver las dos cordilleras retándose en hermosura y soledad. Una tranquilidad maquillada tranquiliza siempre a los demás.
La frustración personal despertó el rojo en mi espíritu. De buenas a primeras me encontré pintando carteles en el zanjón .Odiando a la Junta Militar, a los rochabuses, a la desigualdad del mundo. Reconvertido fui alfabetizador voluntario, minero impostado, campesino alegre, obrero exaltado. Viendo a Cuatrotablas terminé comprendiendo perfectamente la retórica del vacío. Luego con “Yuyachkani” acabé dándome de bruces con el panfleto, la sedición fatua, el odio cholo disfrazado de vanguardia cultural.
Las huelgas pintaban romanticismo “huachafo” a mi falsa insubordinación. Mi rebeldía confundía la pasión negada con la lucha social.
Cuando “Tiempo Nuevo” dio un recital en La Cabaña te vi con un chico francés poniéndote su cigarrillo encendido en los labios. Lo acariciabas con la satisfacción de haber recuperado a un animal domesticado.
Al salir del teatro imaginé una persecución policial. Como no me persiguieron, frustrado y rabioso maldije con todas las fuerzas “al pueblo unido”, mi separación diametral de tu vida fascinante. Caminando por Paseo de la República, subí por el Jirón de la Unión y en Plaza San Martín le grité ¡Maricón! a un señor que no era maricón.

¡Qué bien mirabas, Lucho, que bien asaltabas! Sabías licuar la sangre. Llamabas a mi madre hablándole de mi talento, le aconsejabas mandarme a Europa:
” ..Tu hijo en Lima se va asfixiar, es un “chibolo” muy inteligente, haz un esfuerzo, acabará en Sendero Luminoso…”
Una tarde luego del colegio, te descubrí desnudo en el pasillo de mi casa llena de ventanas, al lado de una costilla de Adán... Me miraste sonriendo y comprendí tu astucia. Usaste mi confusión, mi debilidad para acceder a mi madre.
Oí tu orín llenando de ruido la acústica del baño, ¡Tú si eras un cabrón terrorista! Tomaste lo necesario, incluso te afeitaste. Saliste de casa, mi madre nerviosa, contrariada, no acertaba a decir algo. El olor a Acqua Velva dejó tu sordidez ambientando la escalera, las toallas tenían tu cara satisfecha, al revés del famoso sudario de Turín.
Tu Volkswagen naranja con el tiempo, aun repercute, es un desfile patrio en mis madrugadas. Como una losa pesan ciertos recuerdos.
Dos meses después, en “El Perseo” nos reconocimos en la escalera. Llevabas un polo Lacoste, pelo mas largo, tus amigos festejaban algo carente de gusto. “La Chola Caderona” volvía loco al personal y Roberta Flack asesinaba suavemente con su canción. Al despedirnos ratifiqué, Dios es caprichoso y tenaz escogiendo castigos.
El jueves siguiente aparecí en la Iglesia del Colegio San Agustín, mi colegio, un cura español pidió explicación de mis tristezas. Hablamos del pecado, las dudas… Sentí tu aliento imaginario en la nuca. Besé automáticamente al cura en la boca. Enredados como pastores alemanes, animados los demonios, “cachamos” equilibrándonos en el coro. Perfectamente inventé en otro cuerpo, el cuerpo deseado. Lima llamaba desde lejos, el sacerdote oliendo aun a sexo, dio un discurso sobre la discreción y su “putamadre”. Autómata, zombie, sudoroso, yo llevaba tu dirección en el instinto.
Llegando a tu casa desaparecieron las palabras, apareciendo una serie de imágenes rebobinadas, corriendo, una saliva intensa fracturando itinerarios. La desnudez, la sensación de tu piel conformaron la pieza ausente de mi rompecabezas .Eras esa otra mitad ansiada para evitar la rotundidad el frío. Por ese método equiparé: (*) “Cachar” y amar, siendo igual, no son lo mismo.
No subsistieron heridas de esas sombras, persistiendo tu olor a pisco debajo de la axila derecha y tus pelos rubios en mi calzoncillo verde.
Al dejarme en casa, mi mamá te vio. Entré alucinando, dichoso al comedor.
Mamá alegremente triste tenía mi pasaje a Europa. Aliviado decidí dejarte lejos de mi bondad por mucho tiempo…
Comimos sopa a la minuta y tallarines verdes. Al servir la mazamorra, una cuchara tropezando nos hizo reír divertidos y locos. Éramos madre e hijo despidiéndose de sus miedos. Transformados extrañamente, gracias al azar y a ti, en “hermanos de leche”.

(*) Cachar Peruanismo que habla de la conjunción copulativa.

Richard Villalón

jueves, 14 de mayo de 2009

¡Ay, Rocío!


Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende.
William Shakespeare

Hannibal: Claro, y yo soy Hanibal Lecter, el verdadero caníbal ¡no te jode!…
¿Como vas a ser la Blanca Paloma? ¿Estas crazy? Tía estas pa´ ya. Ponte un Nick impresionante, una personalidad especial, pero eso de ponerte Milagritos Ortodoncia del Rocío. ¡Anda! Que las vírgenes cobran por cada milagro. Que paso, paso, así de plano.
Milagritos Ortodoncia: Que no, no vayas a banearme. Estoy cansada de las burlas de los demás. Si quieres en el próximo salto de la reja te lo compruebo. Lo del piercing en los pezones, he mentido. Recuerda tengo pecho de madera y de tatuajes, nanay. No tengo piercing allí. Lo dije porque si no te aburrías y me cortabas. Estoy fastidiada, desesperada, en un “sinvivi”. Esto ya no es lo de antes. Ahora los obispos están haciendo política y francamente, a ese trapo, no entro.
Esto era más leve antiguamente. Que si la preparación del camino, que si el traslado, que si la devoción. Los bueyes , las carretas, el jamón, el fino, el rebujito, manzanilla “La Soléa”, los condones, las gambas, las tortillas, los tampones, el ”urbanson” para cantar sevillanas, los botos camperos. El polvo del camino, el polvo en el camino, el polvo en los pinos…Los Simpecados.
Ahora no, ahora es alquilar la casa de la “hermandá”, que si buscamos hostal pa´ quedarnos, que si el catering, que si el bronceador ultravioleta, que si el todoterreno.
Estoy “jartita”. Antes el mundo se emborrachaba hasta no perder la conciencia, luego se soltaba lo de las herencias: “Que si la tita murió en mis brazos”, “que si la abuela me quería más que a “naide”, que “yo era el ojito derecho de Papa”. Ahora no, ahora abogados, burofax y la música en ipod.
Por eso me metí en el chat, por eso Hannibal, quiero desertar de ser la Virgen. Solucionaría mi vida, con esto del Paro, estoy segura encontrarían sustituta en un pis pas. Creo haber sido funcionaria, la limosna entra en las deducciones, los curas de eso saben mogollón.
Dos semanitas antes del Rocío sería un golpe de efecto publicitario. La Virgen dimite, por causas mayores. Deja el puesto vacante. Eso me daría un brillito progre. Hasta “El País” me haría caso. Me empadronaría en otro lugar, he metido mi curriculum en Mercadona y si no, en Torremolinos en una disco gay me darían trabajo, claro, ahora sería otra descarriada, otra “outsider”.
Una vez humanizada, regularizada, si fallan mis cálculos podría vender historias íntimas a la telebasura. Imagínate si cuento la verdad de lo pasado entre la Santísima Pantoja y el Jodidísimo Julián. Si contara las madrugadas borrachas de muchos políticos entre el fervor, la coca y las pechugas “empaná”.
En verdad, el mundo ha crecido a pasos agigantados, la técnica me ha superado. Soy analfabeta emocional, lo mío son soluciones prácticas, instinto básico y Fe a granel. ¿Te quieres casar y el gachó no da el primer paso? Pos nada, a buscarte trabajo en otro pueblo, a ponerte mechas rubio cenizo natural. “Er nota” se pone celosón y si pasa de ponerte fecha de boda a la primera, ya vas aceptando otras invitaciones con el cambio de look. Y sanseacabó, no olvides que “Si un hombre te dice que necesita espacio, déjalo fuera”. ¿En qué se parece un hombre a las tormentas de nieve? En que nunca sabes los centímetros que van a tener, ni cuánto van a durar.
Antes los feligreses pedían que la vaca no se muriera, que el señor alcalde visitara su caseta pa´ trincarle algo, que los hijos consiguieran el paro agrario. Ahora no. Ahora piden cosas que no entiendo. Que si el caso Gürtel no alcance con su rayo demoledor a Andalucía , que Rajoy deje de decir gilipolleces, que el juez Garzón descanse y deje de abrir más cajas de Pandora. Que si el Yak 42 traía fiambres con las etiquetas equivocadas. Estoy loca, ni los “zolpidem” ni los” diazepam”, los “tranxiliums”, ni los torpedos triples de tila me hacen dormir. Claro soy pastorcita, porque cuento ovejas como tonta para poder pegar ojo. ¡Joder qué gente! Me conformaba con ser una virgencita encontrada, santurrona, balsámica. Que en mis fiestas la gente se concilie a la sombra de una hoguera, reproduciéndose calladitos, entre los pinos.
Y que “El Quema” aunque esté contaminado sea la fuente para bautizar peregrinos, cositas así…
Hanibal , además podríamos pedir una VPO. Tengo amigos, ¿sabes? Pondríamos una Venta de langostinos en Bollullos del Condao y criar niños para el campo, sin pretensiones. Con su Feria anual, su Romería, su: “Me dicen que ya soy viejo /Que ya no me quieren mirar/
no valgo pa´ na/Con tó lo que yo he pasao /Para poderlos criar /Ahora me vuelven la espalda..
El campo está “desespañolizado”, llenándose de moros, polacos y rumanos .Putas colombianas casándose con los calentorros del pueblo. Con la tontería esa reclamando “reubicación familiar”. Por eso, por patriótica, siempre cuido de Esperancita, ella tiene un buen par, ella nos salvará de la invasión… acaba de ser abuela ¡Olé y Olé y Olé…!
Aquí ni gripes porcinas, ni leche migá con sopas gordas, este país necesita mano fuerte. Los “sociatas” a la hoguera. Vaya panda de cabrones con su puta igualdad jodiendo a todo quisqui. Aquí mucha disciplina, mucho rezo y sanseacabó. Ni bodas mariconas, ni paridad, ni igualdad. ¿Dónde se ha visto que una mujer pueda mear de pie? ¡Me pongo de una mala hostia! ¿Será consecuencia de los antidepresivos? No vayas a creer que soy una vulgar reaccionaria. Con eso que estudias Filosofía y Letras.
Por eso quiero retirarme Hannibal, me he cansado de que las cosas pierdan su lugar. Me conformaría con feligreses creyentes, con curas sin carrera, con señoritos de toda la vida, con desmadre consabido, todo por lo bajini. Con mariquitas como Dios manda: graciosos, bordando y cuidando de sus madres. Quiero colgar mi trabajo ¡Anda llévame! Cocinaré, lavaré, aguantaré tus torcidas borracheras, tus porritos apestosos, tus meados fuera de la taza. Años llevo acostumbrada. Escucharé tus cavilaciones fantásticas, sin reclamar, te seguiré. ¡Sácame de este altar! Súbeme en tu Harley Davidson .Quiero sentirme libre cual caballo marismeño. Con mi hipoteca por pagar, con cuñadas odiándome, con mi ayuntamiento ladrón. Ganarme la normalidad de la gente, eso que despiadada, resignadamente, ha sido rebautizado como la felicidad…
¿Hannibal estas?

Richard Villalón
8 de mayo de 2009www.richardvillalon.com

jueves, 7 de mayo de 2009

Por Sino


Babosa Ariolimax, la que tiene la costumbre de arrancar, masticar y, a veces, tragar, el pene de la pareja una vez finalizada la cópula. En algunas especies, se arrancan el pene y lo insertan en la vagina de la pareja para impedir nuevas cópulas.

Esto es tramposo .Una silueta hospedada en la cama espía estas horas bajas ¿adonde andarás?
Juramos en el último trago, habría rancheras solo en caso de incendio. Soporté como un hombre el código letal de tu lenguaje. Subiste muchas veces al balcón vestido de charro tentando al vacio, metiéndome el miedo de perderte. Aun hay avenidas y bocinazos en mi corazón cuando tu piel, asoma en otra fiebre. Lo nuestro era sexo puro y volviéndome feliz, sentaba fatal. Mi religión era la oscuridad. Sumergías mi alegría para sacarme antes del último suspiro, fui tu objeto desaprovechado .Un cuaderno en blanco, un plato colmado de sopa, un tequila envenenando el vaso. Sabías asfixiarme, hacerme temblar, sentía al mundo compadeciéndome como perrito extraviado en una gasolinera...
Me maltratabas bien, no lo voy a negar, sabías llenarme de relojes desorientando mi horario. Antes de cagarla, me dejabas revolcar en el fango viscoso de mi soledad. ¿Donde andarás?
Tus labios tragándome son cicatrices negras en mi tez sedienta, transparente, alucinada. Después de muchos años esta tarde me dejo arrastrar por la corriente. Sería verdad, el amor es amargo y tiene cuello de… ¿lija? Nuestras coincidencias fueron acertijos blindados lavando platos en la amanecida.
Cada “Noche de Muertos” parecíamos inmunes usando el talismán del amor apasionado, recuerdo insomne habernos atrevido siempre demasiado. Amaba que me matarás de una palabra, amabas que te matara de un timbrazo. Vaya torpeza de verdugos aprendices, colmándonos de besos y cines de madrugada
No te dejo de pensar. De recapitular mientras España me deja ciego y la lluvia sorprende la suela de mis zapatos probando otra de realidad.
Éramos hermanos siameses, la gloria de la desadaptación. Cantaba canciones profundas, mientras asaltabas a los demás pidiéndoles corrección. Eras del PRI, yo extranjero…Una mascarada, un circo espectral. La democracia menos acertada…
Dejabas tus papeles en el escritorio, parecían cargar animales extraños. Muertos ocultos, pasadizos de roca, torturas con agua gaseosa. La casa entera sonaba a rezos. Eras hermosamente malo, perfecto para cualquier ejecución. Mis amistades me miraban como a un condenado. Tus dedos conocieron mis agujeros a fondo, tus ojos oscuros taladraron la solidez de mi integridad. Tu sudor se hizo mi mar y tus jadeos, mi hambre.
Eras algo muy mío, tus pezones dañaban la cavidad de mis encías descubriendo tu entrega de caracol arrastrado por mi humedad. Que corrientes pudimos ser, la educación a la mierda, Tu licor dejó de hacerme resistente al desamor.
El bueno y el malo, el bello y el bestia. El ángel endemoniado y el demonio angelical. Vaya personajes que encarnamos. Travestidos, mutantes y sedientos. Tóxicos el uno para el otro, exactos a la hora de pelear, intactos a las súplicas.
Nuestras ventanas reflejaban perplejidad. La nevera socorría nuestros infiernos. Te quise mucho, seguramente más de lo que me atrevo a confesar. Tu revólver nunca pudo sacarme esa verdad. Ni tus persecuciones nocturnas, ni las estampitas que dejabas ensangrentadas en el parabrisas de mi coche. Te quise mucho y el sabor de tu bigote me traía amargado. Éramos dos seres distintos encadenados uno a otro. Subíamos nuestra piedra de dolor cada veinticuatro horas para volver a cargarla igual que cualquier infinita maldición. Nunca paramos.
Ninguna brujería del mercado era más potente que nuestros gritos cuando llegaba la explosión del orgasmo delirante, expansivo, cruel. Ningún sicario fue más sanguinario que verte desnudo, violento, bañándote de mi, llorando desesperado por no saberme dejar.
Que bien nos hicimos el mal. Salías con tu traje de gánster. Cuando te veía bajar al estacionamiento, soñaba con escuchar ese estallido que la noche anterior había imaginado para eliminarte.
Quería verte repartido en mil pedazos. La migas de tu corazón pegadas en un semáforo. Tu “chile” (*) sangrando, Si no mío, de nadie.
Que desaparecieras de la guía telefónica. Quería que tus opositores políticos se encargaran de hacerte pagar el dolor que habías inoculado en mi vida.
Pero a los diez minutos tu olor me dejaba convencido, la cura sería peor que la enfermedad. Te amaba a mares, a cuerdas anudadas, a llantos enceguecidos, a muchos kilómetros más de los que pudiera caminar. Te amaba tanto ¡Cabrón! ¡Puto! ¡Hijo de la Chingada!
Viví meses hipnotizado en la mesa, sentado, temblando al oír tu llave en la puerta. Mi cuerpo electrificado confundía las ganas de empalmar, con las ganas de llorar y las formas de mear. No atinaba a escapar. Pretendía vivir toda la vida a tu lado. La muerte entera, juntos. En las afueras de mi alma alguien había advirtiendo:”Uno siempre cae enamorado de su verdugo”. Aun así he caído en la trampa del recuerdo. Vivo intranquilo temiendo tu fantasma. El sabor limón de su boca y la sal de su sombra inexacta… Vivo desenfocado en esta felicidad que no me resigna. En esta ciudad desdentada, sorda y vigilada por el miedo feroz de los correctos. En este rio que se ríe de mi risa nerviosa, provocada por tu quimérica ausencia dentro de mi cuerpo.

Richard Villalón
Sevilla, viernes, 01 de mayo de 2009
http://www.richardvillalon.com/




(*)polla, julio martinez con paperas, coyoma, cabeza de gato ,el sin orejas, el guanaco ,boca de pescado, tula ,el Troncoso, arrollado de venas, pichula ,el micrófono ,la salchicha ,espinilla meona, el niño, nepe, maso, turula, el lord vader
manguaco ,corneta ,guañaño, dick ,poronga, verga ,suancito, el empalador ,hermano chico, tronco, miembro, miembrillo, Ñañito, amigo del alma, moquilleitor, espíritu santo ,chino con beatle, cuchillo de carne, amigo de la manuela, pirulo ,pirula, pirulín manguera, compañero de toda la vida, palo, dedo del medio, dedo sin uña, colloma, coronta de choclo, cabeza de alcancía, cogote de pavo, pinga…

sábado, 25 de abril de 2009

La Feria y el Fiera


Con amor inexplicable para Corín Tellado

¿Viajarán estas gotas por la superficie de tu piel? Será tu traje enrarecido, flotando sobre la cama, naufrago de nosotros dos, testigo mudo de cómo tus manos recorrerán esos centímetros planos a donde llegué asaltándote. Es verdad, nunca te amaré, lo nuestro es puntual, casi burocrático. Dos seres enjaulados responden siempre así, como ese horroroso grupo sevillano, los”Siempre Así”. La derecha canturreando, poca gracia poseen los afortunados. Fofo y glotón es el mensaje cuando en tu vida nada ha faltado. Marionetas de príncipes despidiendo solterías, músicos imaginados, estudiados como mal ejemplo.
Una luz, intensa luz en medio del barullo de la caseta, calló todo ruido, toda sevillana machacona .Llevabas tres rebujitos entre pecho y olvido. Al atravesarnos con la mirada supe entender esa señal seca que marca el peligro indicando una detención violenta.
La Feria tiene garganta profunda, es una comunión de fiesta circular. Hay que celebrar, aplaudir, encomiar, exaltar. Este año celebramos haber esquivado milagrosamente al paro, toro bravo, lo eludimos con la verónica insensata del “Dios proveerá”. Celebramos que los bancos han quedado cojos y las catenarias del tranvía una vez más nos las han metido sin doblar. Martha aún flota en el miedo, es un río persistente. Se desvanece entre basura, jirafas de peluche y policías implorando confesiones. La impotencia ante tamaña crueldad hace reclamar firmas, en vez de mejorar ciertos corazones antes de lo ocurrido. Nos distraen de aquello más oscuro, la cola enredada de lo siniestro, el plan infinito del eterno poderoso. Debieran condenar perpetuamente a los gestores de la pornográfica pobreza, para eso nadie se atreve a recoger firmas.
Celebramos a un negrito estadounidense dominando un extraño despacho oval lleno de botones y pastillas .Celebramos que los rusos son como los osos: Devoran a su presa viva. Angela Merkel en realidad es una institutriz y Sarkozy defiende su cabeza recordando guillotinas.
Sevilla esta plagada de disturbios, la gente pide culpables .Miles de casas están sin estrenar, recién construidas, blindadas por falta de hipotecados y confianza en el porvenir.
Las ferias siempre serán detonantes. Allí se reconocen los miembros de una tribu y cada año los desparecidos son tragados secretamente por la desdichada mano del azar.
La feria en verdad es una vitrina donde la vanidad usa maquillajes imperfectos.
La rutina del ser perteneciente se diluye con la lucha de ser alguien reconocido.
Este año faltarán los que el destino tragó de un golpe, sin eructos.
Constructores, empleados del Corte Inglés. Secretarias alucinadas viendo vidas ajenas más brillantes que sus uñas de porcelana falsa. Funcionarios de La Junta separados por el extremo rigor de las jerarquías rancias. Abogados engominados, tiesos en su sonrisa. Señoras inoperantes cargadas de lunares y flores abstractas. Señoritos sobreactuados tirando de fortunas viejas como sus caballos. Itinerantes sociales cargados de artículos fugaces iguales al humo de un cigarro. Señoritas bien que viven mal, mujeres malas viviendo bien. Sevilla se consuela diciendo: “Siempre así”
Perdido en esa algarabía te encontré. Sonriente y trajeado, zapatos castellanos, tu novia huyendo de la santidad y tus pies cansados de no querer bailar.
Cargamos mucho los que llevamos secretos. Lo secretos son una especie de granito donde se han esculpidos cruces y pecados, deseos y verdades.
Como dos imanes atraídos hacia un abismo inoxidable, cual cauce irremediable del Guadalquivir, como un arzobispo excitado discursando acerca del condón. Como un alcalde fascinado por la Giralda del poder, como dos “canis” abducidos por la magia de una cadena. Como un tatuaje para un niñato decadente, como mi madre escuchando mear a mi padre, como los prestamistas y sus teléfonos torturantes. Así, con esa naturalidad, atraídos silenciosamente, nos acercamos.
Preguntaste si era extranjero. Pregunté si tus ojos coloreaban el aire anochecido.
“Siempre así” sometidos a la estupidez de las preguntas obvias nos fuimos al estacionamiento del Charco de la Pava ¡Qué pavos! Llevabas los vasos de novia para tu “rebujita vida”. Entrando al coche, el mundo y la “Calle del Infierno” colmaron compartimientos sellados íntimamente, clandestinamente. Apareados contra natura, sin escalas, nos deslizamos por la montaña rusa del dolor liberado. Nos bebimos como la ultima gota de una botella antes de pedir otro deseo, nos embarramos como un buzo buscando desaparecidos. Enmudecimos tanto, cualquier palabra hubiera estallado como bomba lapa en nuestra ruta adolorida. Jamás se comprueba el final del dolor dando paso al placer, su rumbo circular y ciego tortura una vez que el amor se cansa de respirar.
” ¡Qué te guste quillo, hasta que te cagues! ¡Soporta hasta que no te duela, cabrón! “Hipnotizados, adheridos, acalambrados, felices y fugaces. Ojala fuera Siempre así… así…así
Querido feriante, estudiante de derecho, empadronado, vecino “de toda la vida” en Los Remedios, hijo de líder andalucista y madre persignada, dueño de pezones estrábicos y fimosis mal operada. Me estoy bañando de ti, mi mujer supone que las gambas de la feria me han caído mal. He vomitado la ensaladilla pensando la profundidad de tu boca, la aspereza de tu sexo afeitado. Estoy seguro, tu traje azul escucha el agua corriendo sobre tus nalgas, a lo mejor lloras. ¡No puedo llorar! Olvídate de mi, menos de lo hecho. Trataré de olvidar preparando mis enseres de médico, jefe de planta en el Virgen del Rocío, este Abril alergénico del 2009 durante la Feria .Imaginaré alucinado tus pies en otros seres. Te juro no pisar rabiosamente el pedal de la velocidad del olvido, en gentes como yo: Heterosexual disidente, pío, pijo convencido, decente.
“El paro volvió a subir en marzo y ya supera los 3,6 millones” repite la voz de mi alma. Agradezco haberte raptado, haberme escapado del mundo. El tiempo exacto e infinito de una convulsión feroz...

Richard Villalón
Sevilla, Abril de 2009
www.richardvillalon.com

sábado, 18 de abril de 2009




Defino lo que es un “Criollo” en Perú. Un criollo es un mestizo, padre blanco, madre india. Madre negra, padre cholo. Madre china, padre negro y así hasta agotar las posibilidades del cruce racial. La colonización española tuvo a bien dejárnoslo de herencia. Los criollos urdieron la supuesta independencia americana y reclaman cierta aristocracia rancia, surreal. Han sobrevivido soñando rescatar sus títulos y un oro robado cinco siglos atrás.
Los criollos son la exaltación manifiesta de la patria. Cultivan a fondo las tradiciones, (¿hay alguna tolerante?) radicales fundamentalistas, más papistas que el Papa, religiosos a ultranza, patriotas trasnochados y por supuesto muy alegres, muy chistosos. Vivir es un lugar para reírse. Cuidan sistemáticamente de diferenciar a los demás con respecto a su origen étnico, aquí viene lo aclaratorio, son ciudadanos a los cuales la vida les ha beneficiado de manera directa. Por supuesto aborrecen su origen racial y aplauden su situación económica. Un criollo es un ser malabarista, intrigante, poco cultivado, con un orgullo exacerbado con respecto a su “peruanidad”. Dividen al mundo en su corto cerco. Afirman que los chinos ponen tiendas en todas las esquinas del planeta, los negros son ladrones, las cholas son putas y los indios, son asquerosos. Comprenderán, son la máquina infinita de un racismo letal y eficiente.
Aclarado esto paso a reseñar mi experiencia y la razón de mi analogía del criollismo peruano con el flamenco.
Desde temprana edad viví cantando en el círculo criollo del Perú. Una especie de Joselito desencantado de cualquier régimen. El destino, la providencia, mi talento para huir ,me hicieron vivir desde los 14 años fuera de mi país de manera interrumpida.
Tengo que contar que mi madre es chola, hija de indio cuzqueño y su madre, mi abuela, era chilena, hija de chileno de origen vasco, y de madre inglesa. Por parte de mi padre mi abuelo fue de Trieste (Italia) judío sefardita. La madre de mi padre fue negra retinta, bailarina contumaz y curandera en los ratos libres que sus dieciséis hijos la dejaban respirar. Este curriculum me define con las características propias del criollo peruano. Nací zambo y crecí blanco. Educado en colegios de curas agustinos españoles y las sábados en la Sinagoga mas pobre de Lima.
Bendigo las circunstancias sexuales de mi vida, ellas me libraron de los dioses tutelares de varias culturas .Entregándome de manera religiosa a la magia de la plenitud, la diversidad y la libertad sexual. De esto último, han dicho hablando mal de mí, que simplemente sería el argumento utilizado por un Bonobo (*) defendiendo su promiscuidad.
Ahora paso a describir mi experiencia con el flamenco en Sevilla capital.

El Arte es como el amor, apenas buscamos razones, explicaciones, disecciones, lo destruimos. Cuando aprendí en mi país el folklore caí en la fascinación de participar en un acto mágico y colectivo. Es increíble como algunos ritmos hacen reaccionar a nuestras venas, cómo el corazón logra acompasarse. Provengo de un país donde la vida se dice cantando. La alegría del existir, las dificultades para atravesar el mundo, la sensación del amor y el dolor del abandono.
En Perú se canta casi todo. Lo callado es lo peligroso. Llegado a Sevilla el flamenco llamo especialmente mi atención. Mi fantasía más saludable era nunca encontrar “criollos peruanos” disfrazados en otras pieles. Las sevillanas, las soleas, las bulerías…haciendo fluir la sensación de unidad cuando uno asiste a una fiesta en cualquier lugar del mundo. Estaban aquí brillantes en expresión y soberanía. Ese conglomerado de carga emocional que arrastra el acto colectivo recrea el arte popular con su color de siglos. Llegué a la conclusión que disfrutar del folklore es una manera de sentirse mas demócrata, menos burgués culpabilizado. Hablar de lo flamenquito como algo personal parece ser un síntoma de pluralidad y amplitud. He visto a directores de algo, a señoras muy compuestas arriarse las faldas pasados los tres cubatas y entrar en un especie de trance vudú reencarnándose en gitanas puras. Cualquier acto musical esta cargado de una simbología nacionalista y social.
Una noche en medio de una fiesta de Feria sevillana, los feriantes preguntaban qué había pasado con el grupo de “flamenquitos” contratados. No llegaban.
Los dueños de la caseta contaban maravillas de sus cantes y lo gitanos que eran. Incluso ellos mismos, pasadas las horas, comenzaban a exagerar sus conocimientos de gitanería con acentos impostados. Llegadas las cinco de la mañana en medio del barullo y el desconcierto por la ausencia “calé” una señora muy llena de “rebujitos” apostrofó:” ¿Qué se podía esperar de esa sarta de vagos a los que su mujer les soluciona la vida? ” Otra mujer, más entrada en años, sugirió que los gitanos solo sirven para eso: “cantar y engañar”.
Mi desconcierto quedó reflejado en el fondo del vaso de ese último cubatita ferial. Regresé recordando a los negros en Perú, eran el alma de los festejos señoriales en mi país del coño sur. Su entrada a la fiesta y su salida siempre era por la puerta de servicio. El clamor patriotero de contar con su presencia e invitarlos servía de barniz para dar cierto brillo social a los señores criollos.
La experiencia de la feria de Abril dejo esclarecida la utilidad del flamenquito en ciertos sectores. Siendo este incidente puntual, reconozco haberme negado desde esa noche a las juergas gitanas, por si acaso.
Ahora mismo en Sevilla, donde vivo, soy maestro de canto, teatro y voz .Por mi estudio pasan lo mejores exponentes de diferentes disciplinas artísticas. La principal duda que le planteo a un alumno en la primera entrevista es si quiere cantar, actuar o bailar ¿Para comer o para vivir? Según esa respuesta puedo deducir si quiere ser flamenco o “flamenquito”.
La extraña proliferación de dúos, juergas flamencas en Andalucía son una barbaridad. La presunta música popular se ha convertido en esa falsa vocación artística para evitar asistir a estudios superiores. Suponen que llevarse trescientos euros un fin de semana armando un festejo es un gran negocio, temen a las preguntas profundas. Nadie habla de por qué una raza por generaciones ha tenido el canto como protesta o testimonio de sus marginales vidas. La visión del amor, del placer, del dolor, de la religión pasado por el filtro del flamenco tiene una connotación social importantísima. Es la voz esencial del pueblo.
La mezcla de hip hop, de salsa, funky, perreo, de canciones latinoamericanas con el “flamenkito” crea confusión, no fusión. Logra el cometido inmemorial del poderoso: “Dividiendo, triunfas. Y confundiendo, ganas el poder.”
Por otra parte flamenco serio pasa por momentos gloriosos a nivel de difusión, aunque muy sospechoso por lo que se refiere al rescate o la conservación de valores originales.
Las excepciones de grandes “cantaores” asociados a los grupos de poder no dejan de ser anécdotas cuyo resultado no contribuye en nada. Ratificando la suerte de bufón cortesano a todos estos veteranos cuya hambre y ambición personal ha recreado esa dupla inmemorial de artista y poderoso. Los valores de una voz no radican solamente en sus armónicos, sus formas, sus tesituras y sus fuegos. Una voz es el fruto del esfuerzo y la conciencia. Los mismos pájaros cantan amaneceres sabiéndose portadores de la alegría y la belleza conceptual de ese encuentro.”Lo puro no es seguro” el purismo contribuye a nada. Lo importante será concebir un mundo más equitativo en las artes. Que sean los que están y que estén los que son. El veneno principal de la libertad de existir como artista se llama subvención. Es el bocado perfecto para cualquier domesticación.
Negros, cholos, chinos, mulatos. Gitanos, Inmigrantes, gays, frikis, piratas, marginales…en fin, seres normales. Gentes reales hemos conseguido tener siempre la voz del canto popular como respuesta contundente ante el abuso.
Flamenco y libertad en América son sinónimos. ¡No nos desengañen!

Richard Villalón
Sevilla, jueves 16 de Abril
http://www.richardvillalon.com/

(*)Bonobo (Pan paniscus), también llamado chimpancé pigmeo (o menos frecuentemente chimpancé grácil o chimpancé enano) Las relaciones sexuales juegan un papel preponderante en las sociedades de bonobos, ya que son usadas como saludo, como método de resolución de conflictos, como medio de reconciliación tras los mismos, y como forma de pago mediante favores tanto de machos como de hembras a cambio de comida. Los bonobos son los únicos primates (aparte de los humanos) que han sido observados realizando todas las actividades sexuales siguientes: sexo genital cara a cara (principalmente hembra con hembra, seguido en frecuencia por el coito hembra-macho y las frotaciones macho-macho), besos con lengua y sexo oral.

viernes, 10 de abril de 2009

Fujimorí, el Emperador Equívoco




El telediario trae imágenes del terremoto en Italia. Recuerdo varios terremotos en mi vida y me veo agazapado en un parque del Distrito Federal en México, esperando reconocer los cadáveres de unos amigos en el Estadio Azteca. La confusión es una marca imborrable. Estos días el terremoto de Italia me ha sobrepasado. Tengo miedo que la tierra se vuelva a mover estrepitosamente, terriblemente, con saña. De repente en la pantalla sale una mujer peruana gritando:” Lo que le están haciendo al “Chino” es una de esas cosas políticas. Él es un buen hombre, ayudó al Perú a salir de su crisis”. Inmediatamente me asaltan los ojitos feroces del “Chino Fujimori” casi pisando la cabeza de un guerrillero, cuando liberó una serie de rehenes dentro de la embajada de Japón en Lima. Esos años quería volver al Perú, un amigo escritor me aconsejó, si le caía bien al “Chino”, a lo mejor me ponía las botas como se la estaban poniendo Susana Baca y Eva Ayllón (esto realmente espero sea otra leyenda). Reflexioné muchas madrugadas insomnes. En Lima, mi familia escéptica, me recomendó comiera un cebiche y escuchara a los Embajadores Criollos, tres veces al día, pero de volver “nanay”.
Años antes, representando a México en la Feria Universal Expo-Sevilla 92 unos “pitucos” peruanos preguntaban por qué representaba a otro país como cantante y entusiasmados alababan al “Chino”, había mejorado el Perú. Incluso insinuaban, culpando al Congreso, que ponía impedimentos a la labor del señor Fujimori.
El día del ensayo general de mi concierto por México vinieron un grupo de periodistas preguntando si estaba de acuerdo con el “autogolpe” .Esa triquiñuela sonó igual a un niño caprichoso pegándose en la cara hasta ponerse rojo y justificar fiebre. Auto inflingirse algo es un arma peligrosa, mentalmente desequilibrada.
Luego “El Chino” aparecía en los periódicos del mundo como una especie de sastrecillo valiente, duendecillo excéntrico, leyendo malamente algo escrito por otra persona.
Releo noticias, conjeturas y ese raro premio acerca de que si somos el primer país Latinoamericano haciendo cumplir crímenes a un dictador. Suena ese triunfo como un gol de la Selección Nacional peruana “jugando como nunca, perdiendo como siempre”. Sospecho si los ciudadanos hacemos el inventario de por qué un señor así fue votado como presidente. Cómo lo instalamos en la silla de Pizarro cuando su capricho nacionalista quería eternizarse en el poder. Me vienen en procesión Pinochet, los Militares Argentinos, Velasco Alvarado, Hugo Stroessner, Morales Bermúdez, Fidel Castro…, tiranuelos en un espacio delicado del tiempo, sin ir más lejos ahora mismo, Hugo Chávez a la pantalla.
Los que nos hemos ido tenemos pocos derechos, en eso coincidimos con los muertos. Las matanzas y la violencia, Abimael Guzmán y sus secuaces, Laura Botto y su carroña… Ese circo espectral debiera ser analizado para evitar su siniestra repetición. Ese seria un acto de contricción nacional ¿Por qué existieron?
Si, lo han juzgado. Él, “chocho” sigue escribiendo en su papelito de estudiante “chancón”. Mañana usara eso mismo para defenderse, eso es lo simbólico de su existencia, su certidumbre de no haber hecho nada malo. Él sabe, hay alguien que gritará su nombre en las calles de Lima. Las manifestaciones populares y orquestadas lo defenderán del curso de la historia. Él quería solo el bien en su Perú imaginado. En el congreso ha dejado una hija como una maldición futura para los pobres peruanos.
¿Quienes pusieron “Al Chino” a dirigir todo eso? ¿Quién le rió sus primeros chistes, sus primeros rasgos de dictadorzuelo? La señora exaltada y furibunda seguramente es una de las que creen que el “Chino” nos salvó de algo.
¿No sería bueno juntar al “Chino” y Abimael frente a frente, dejarlos solos hablando de sus cuitas y las traiciones que los han empujado al calabozo?
¿Sería de justicia revisar fortunas de los ahora justicieros? ¿Analizar el brillo en sus ojos vengativos? Los patriotas esos exigen desde los juzgados una justicia ejemplarizante. ¿Revancha camuflada?
¿Sería bueno inculpar a los artistas títeres del régimen? ¿A los beneficiarios indirectos?, ¿A los cónsules de las embajadas? ¿A los señores narcotraficantes?.
¿A los medios de comunicación peruana durante su mandato?. “El Chino” es la cabeza del iceberg, ¿Y el resto? ¿Hay más nombres para ser juzgados? ¿Hay solidez moral para asegurar limpieza y santidad?
Me estoy poniendo de “pinchaglobos”, reconforta saber que la justicia aunque tarde ha llegado.
“Fujimori, que gobernó autoritariamente Perú durante una década (1990-2000), fue acusado de homicidio, desaparición forzada y lesiones graves por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), cometidas por un escuadrón de aniquilamiento del ejército, quién acusó a las víctimas de ser terroristas. Además fue acusado por los secuestros del periodista Gustavo Gorriti, y del empresario Samuel Dyer, en 1992.”
Es un triunfo ético hallar justicia y equidad. Ninguna muerte tiene justificante antes o después, nadie devuelve nada .Lo importante es que nunca vuelva a suceder.
¿Y la muerte interior, el exilio forzado de tantos peruanos vagando por las calles europeas? ¿Y la muerte civil de desaparecer tras el espejismo de mejorar? Salir del país empujado por la barbarie endemoniada gracias a la ambición personal de nuestros líderes ¿Quién juzgara todo aquello? ¿A quién sentaremos en el banquillo?
Nos han quitado los panes cotidianos, la cercanía de la amistad, los periódicos .Nos han matado sueños esos señores cuyo populismo los hace amados e idolatrados por ciertos sectores pauperizados. Nos han robado la certidumbre de ser peruanos. Han sembrado la duda nefasta si vale la pena representar a un país lleno de tanto sátrapa, tanto arribista, tanto blanquiñoso criollo. Tanto zambo disfrazado, tanto cholo enajenado, tanto negro sensualizado, tanto chino amable e invisible, tanto nisei sublimado.
Nos han condenado a ser fantasmitas. A revisar desorientados nuestro curriculum personal, sentirnos hijos renegados y malditos por su propia madre.
El terremoto Alberto Fujimori del Perú llevara años en averiguar la cantidad exacta de muertos bajo sus ruinas .Lo siento, no me recrea ver a un señor con anteojitos, senil y desbaratado como blanco de un escarnio edulcolorado e hipócrita. No me devuelve nada saber que la justicia ha llegado por fin. Mi parte íntima de peruano se pregunta si esto mismo no será otra cortina de humo y en realidad, lo peor aun no ha llegado.

Richard Villalón
Sevilla, Viernes Santo, 10 de abril de 2009
www.richardvillalon.com

lunes, 16 de marzo de 2009

La Memoria Vetada



El gobierno de Perú ha sido blanco de fuertes críticas por rechazar una donación de US$2 millones ofrecida por Alemania para construir un museo en recuerdo de las víctimas de violencia armada que asoló el país en la década de los '80 y '90.”
Dan Collyns.
BBC

Durante la fabricación del Arca, Noé paseaba nervioso, horas confusas meditando.
“¿Y si olvidara a alguien? ¿Y si tanto árbol destruido no sirviera de nada? ¿Y si fuera una alucinación la voz escuchada y no lloviera nunca?”
Semana tras semana titubeando, elaborando listas, pidiendo noticias de animales extraños, asegurándose de su existencia por boca de otros. Una empresa grandísima a sus espaldas. Le quedaba la fe, allí flotaría en último caso.
Una madrugada tras la deriva del insomnio escuchó al otro lado de su puerta una especie de rasgueo alborotado, constante. Se acercó curioso, expectante, al abrir se encontró una ardilla gris y sonriente: “Noé, he venido por si te olvidaras de mi. No quiero perecer, vienen tiempos difíciles, estoy aquí para ayudarte. Traigo un inventario de animalillos poco visibles, con seguridad puede servirte de algo. Por ejemplo: Las hormigas soldado, vistas solo cuando atacan. La araña muselina habitante silenciosa en las copas de los árboles rojos. El elefante enano nunca se deja ver, vive lleno de rencor, avergonzado por la miniatura de su sombra. El canguro duplo bolsa, huye por temor a ser utilizado como animal de carga. Mi agenda particular tiene especies raras que estoy segura no has visto, ni sospechado en tu vida de su existencia.”
Noé dio un salto de alegría, asegurando, la providencia era acertada con él. Cargó a la ardilla, a sus papeles infinitos, la puso en su despacho presa de una alegría apenas disimulada.
Contento, prosiguió la empresa de la construcción del Arca. Conforme pasaban los días advirtió que la ardilla cambiaba de colores, de hábitos alimenticios, de voz, de olor.
No entendía la causa de sus mutaciones. Ella enloquecida contaba historias creciendo en detalles y grandilocuencia. Sus entramadas narraciones confundían formas y espacios ocupados por animales cada vez más increíbles.
Una paloma agradecida con Noé, conversando sosegada le contó:”El problema surgió cuando se creó a las ardillas, un Dios despreocupado les dio alegría, humildad, actitud trabajadora, adaptación a cualquier medio. Terminando su tarea, al compararse con este simpático animalito, reconoció que sus virtudes superaban a cualquier Dios. Para vengarse de esos atributos la castigó con la pérdida de la memoria.”
Noé confuso sonrió y supuso que la paloma, chismosa por naturaleza, había inventado esta historia para desprestigiar a la pobre ardilla. Con la cara hecha una noche, Dios habló por quinta vez con Noé. Bebieron varias cervezas y hablando de mujeres rubias propuso mantenerlas como un género distinto al resto de las mujeres .Noé tímido entre bromas preguntó: “¿Es cierto que la ardilla no tiene memoria?”
Dios serio y circunspecto, avergonzado de su mala obra, dejó la bebida dando un discurso vacuo acerca de la inconsistencia de la memoria. Luego de escuchar a Dios, Noé respondió:” Será lo que digas pero en realidad es una tremenda putada. ¿Quién le dirá a la ardilla el lugar donde esconde su despensa para soportar el invierno? Dios repuso: “Los climas y las premoniciones”.
¿Quién le dirá a la ardilla si es hembra o macho? “Los instintos y los calores” respondió Dios ¿Quién le dirá su misión vital? Dios recogió su atado y salió sin despedirse, indignado.”
Noé, quieto y taciturno, no sabía realmente contestarse a si mismo.
¿De qué serviría salvar a la humanidad, al total de sus especies, si alguno no tuviera recuerdos? Los recuerdos son el combustible para avanzar en los caminos difíciles y sinuosos. Las nostalgias son una llama alumbrando la oscuridad del miedo. La hoguera que abriga cuando el dolor espanta.
Noé llevó a la ardilla en su viaje .En el transcurso de las tormentas la ardilla no dejó de inventar historias sobre su origen y su vida Noé la amó calladamente. Un ser desmemoriado está condenado a vivir la mitad de su destino.
Los demás animales compadecidos, distrajeron sus miedos a los rayos, los truenos, las olas altísimas, violentas y salvajes. Ensimismados atravesaron un diluvio para salvarse y lo terrible fue viajar junto a un ser destinado a olvidar.
Lo que nunca fue posible olvidar para ellos, fueron los cinco minutos antes que la primera gota comenzara a caer. Apareció Dios agitado y odioso metiendo de manera prepotente a varios enchufados al Arca. A los obispos los calificó de animales pastores, a los presidentes, de aves migratorias. Puso a los banqueros en una jaula dorada y adujo que su existencia controlaría la población excesiva de la raza eterna de los pobres. A los militares los calificó de osos centinelas de lo correcto. También dejó una caja luminosa de madera emitiendo luz azul resplandeciente. Sería la nodriza del futuro, llenaría de deseo consumista a la humanidad, extirparía nuestro afán de rebeldía cuando empachados de religión y siglos quisiéramos cambiar los órdenes estrictos. La llamó televisión, ella desviaría los impulsos de la memoria. Colmándonos de desinformación constante. Quien lleva dos relojes se arriesga a no saber la hora exacta.
La rabia de esa injusticia, más la historia triste de la ardilla convenció a los animales de adquirir la costumbre de estar despiertos a horas diferentes de los hombres, evitando enfrentarse y recordar rabiosos ese terrible altercado. Indignados cortaron el lenguaje universal con el que se habían comunicado hasta entonces con los seres humanos.
La ardilla dejó un silencio premonitorio. Llegada a la tierra seca se instaló y reacomodó ciega en manos de su suerte. Sabemos su lucha cotidiana por recordar algo suyo. La falta de recuerdos desmorona cualquier sueño. Su vacío interior a veces la ha transformado en plaga, en inmigrante, en terrorista, en fanática religiosa, en delincuente común. Otras veces, en lámina colorida para ser estudiada como animalito extinguido. Muchos seres humanos nos negamos a ser esa ardilla castigada, desmemoriada. Dios nunca ha dado explicaciones cabales de porqué el olvido domestica cualquier acto progresista.
Ahora recuerdo el Holocausto judío, Ayacucho, el mandato de Allende, la sangría de Ruanda, la matanza de Gaza, la operación Cóndor .Las Torres Gemelas desmayándose, el tren de cercanías del Madrid 11M, lo inaudito de Ciudad Juárez…
Carnicerías confirmando que el olvido solo es interesante para los verdugos.
Jamás treparé a los árboles para olvidar la tierra.

Richard Villalón
http://www.richardvillalon.com/
Sábado, 14 de marzo de 2009

sábado, 14 de febrero de 2009

Bulería del C.S.I.


Para Noelia y Alonso:”Vulcano”


Lo nuestro es un caso del C.S.I. (Las Vegas, por supuesto).El amor es igual a un asesinato, quitándote la vida,desordena la existencia de quienes te rodean. Los ingredientes son indiferentes al móvil. De a pocos, las fuerzas se van minando y sin haber sido perseguidos a alta velocidad, caemos exhaustos en el momento exacto de la primera palabra certera.Una vez hallados los cuerpos avanza el veneno hacia el fondo descomponiendo ciertas ideas. Nos deformamos, analizan nuestros gusanos, nadie explica por qué la belleza es causante de tanta soledad, tanta carta escondida, tanta agua hirviendo lejos del porvenir.Aquí nos ves, este Febrero insomne buscando excusas y regalos. Amándonos tanto. Lo nuestro es el crimen sin himen perfecto .Te he robado a tus amigos, a tu familia, a tu silueta haciendo autostop. Tú me has arrebatado la voz, mi país, dándome a gotas la rabia intensa del anonimato.Lo nuestro es un caso del C.S.I (Las Vegas, por supuesto) .Si recorrieran los rastros, las últimas gentes que vimos estando en libertad, las huellas de los neumáticos, los tubos digestivos, ningún forense acertaría. Acabamos circularmente en el otro, tu comida es mi comida, tus lagrimas las mías y tus orgasmos la pared compartida con la que nos protegemos del miedo, lo corregido políticamente, el amor sacramental.Tenemos pelos esparcidos por nuestras camas, restos de sueños en cada servilleta y entre los dientes palabras cotidianas enigmáticas, ningún científico las descifraría...Rastros de sangre en la mirada de quien extrañamos y rostros de vino en el extrañado. Este mismo ordenador, párpado insomne, en su memoria borrada tendría las razones siniestras o benignas de nuestro caso. Cada cual secuestró al otro resolviendo no salir jamás de su prisión diseñada. Lo nuestro es un crimen perfecto, nos hemos raptado del mundo que habíamos fabricado. Como extraterrestres perversos hemos abducido uno al otro, con canciones extrañas, con crucigramas inverosímiles. Así han pasado los años debilitando nuestras ganas de libertad.Las fotografías muestran vestigios de veranos consumidos, lluvias celebradas, danzas asumidas, rituales psicópatas llenos de ternura. Eres mi alimento, mi hambre. Has hecho perder la noción de las estaciones, cada palabra tuya desorienta mis ganas de seguir matando .Nuestros familiares sospechan siempre de manera cruzada, algunos hasta me quieren, aunque desearían verme en cualquier calabozo, lejos de ti. Mi familia no entiende el cambio de mi acento. Recurren a brujas y oráculos para rescatar a aquel ser delgado que fui antes de tu mano blanca. Atado al síndrome de Estocolmo, dejé mi rumbo de puta. Dicen ahora que mi sombra emana paz, detiene el curso del aire. La memoria de mi piel recuerda otros alientos cuando un golpe de alcohol le baja las defensas.En verdad te amo, soy un vigía de este nuestro planeta Alpha, no quiero destruirlo.Dejo muestras de mi estancia en tu existencia desordenando tus coordenadas, poniendo en otro cajón los cubiertos. Te amo ciegamente, abriendo los ojos, enfrentándome a las migraciones involuntarias que usan ciertos pájaros apenas advierten peligros.Te deseo mientras desnudo otro cuerpo, tratando vanamente de encontrar tu saliva y tus lunares en el sitio donde tu madre los dibujó. Te amo, oliendo distinto gel en los ángeles o demonios que el mundo pone en mi camino para olvidarme del dolor de existir. Te recorro sin GPS, busco perderme en tus vértigos, en tu vida sin semáforos, en tu olor a cerveza desesperada del domingo. Divago cuando quieres matarme otra vez, para dejarme inmóvil, iridiscente, en tu mundo lleno de necios y plumajes divertidos. Esto no lo debía escribir, luego será usado en mi contra. El mismo Dios me envidia y aleja el dinero para pagar el recibo de la luz, los cometas me miran pidiendo un deseo. Entierro tu cadáver en la cueva de mi núcleo hambriento, quedándome despeinado, alucinado y quieto. Quieto, encarcelado en mi mismo, pagando el placer de conocerte. Bebiéndote como lluvia extraña en el desierto de mi suerte. Lleno de amor mataré a la muerte…
Richard Villalón


Sevilla, miércoles, 11 de febrero de 2009

martes, 27 de enero de 2009

Zero -Logia


Recibí de regalo la parte oculta de un género superviviente, emergente en estos últimos años. Aman las fotografías, los mensajes cifrados, las modas pasajeras eternizadas, las mujeres guerreras y los hombres de calendario. Celebran “el orgullo” (el mas cruel de los sentimientos) llenando de escandalosos maquillajes, plumas, calzoncillos de cuero e imposturas trucadas, las calles de una ciudad con su zoológico, ghetto particular y sus torres inclinadas. Cargándole dudas a los colores del mundo. Vivo además, hace tres años, en otra minoría dentro de la minoría (muñeca rusa siniestra): Los casados gays. Casado interracial, internacional, intercultural… Casado antes que “cazado” por leyes sacramentales.
Estas “pertenecencias” supuestas –nunca entenderé una identidad descalificada- han obligado a sumarle extrañas cifras a mis papeletas de “diferente”, “marginal” “Friki” o como carajos llamen ahora, según la tendencia, a los que abominamos etiquetas.
España me ha re- bautizado: sudaca, artista, negro, judío, maricón y comunista. En el resto del mundo sería “outsider” y en el peor de los casos, de perdida: “looser”.
Voy al gym para conversar sudando, odio competir. Mis anabólicos los absorbo de las piernas, tríceps y bíceps de machos desorientados. Leo libros interesantes. Públicamente confieso: Paolo Coelho me toca los huevos. Susanna Tamaro me aterra por su catolicismo sibilino, Fidel Castro me la repanpinfla.
Canto desde niño, cantar es la isla salvadora. Cantando es la única manera de espantar maldades. Una palabra no pesa tanto, como una nota salida de esta garganta profunda, oscura, diferente: Soy contratenor. Lo barroco de mi personaje es seducir a tíos a quienes la moral les mola para limpiarse la polla luego de una eyaculación sedienta, turbia, desesperada.
Los “Nacionales Normales” atañen brujerías a los extranjeros, para ellos somos jeques o chamanes. En cada fiesta, reunión o bar, civilizados repiten como un mantra:” La premonición, la magia y los adivinos son protagonistas de tercera”. A la cuarta copa me arrinconan preguntando sobre su siguiente conquista, si es bueno comprar ordenadores por Internet y cuando morirá la “Tita solterona” nombrándolos herederos. Así me lleno de rabia, luego de risa, la fórmula terrible de odiar. Ahora la gente presume sentando a un maricón en su mesa, suponen con eso ser liberales, tolerantes positivos. Secretamente tiemblan al pensar que una lesbiana nazca como espina en su casa, un gay aterrizara cual marciano en sus domingos familiares o “Antonia la Machorra” deje su casa a su amiga de toda la vida…
Mi historia (y la de muchos parecidos) serviría para películas antropológicas con poca taquilla. Los “progres” la utilizarían cual parábola para entretener cuando decaen las fiestas y los “sushis” se desbaratan en sus cenas de diseño. Sonrosados, tecnócratas y paternales atacan a los despidos masivos, cómodos y solidarios tras el blindaje de sus contratos. Con el desolado compromiso vital de no perder nada que afecte el pago de su hipoteca puñetera.
Mi belleza física, sofisticada, solitaria, descubre chulos tatuados con karma. Aparezco en el espejo cuando la juventud grita como fantasma. Soy un “aparecido” en los cuartos oscuros, nuevos confesionarios para una devoción castrante .Sacerdote fanático de una sexualidad casi religiosa, hombre bomba disonante, así me suscribo. La experiencia ha calibrado mi existencia como animal especializado en no desaparecer .La sabiduría mundana y cateta me obligan a nunca pertenecer al “Rosa Power”. Nadie me ha ayudado a salir en una TV, ni siquiera local. Dudando siempre de mis dotes vocales, haciéndome propuestas sobre los usos corporales de la faringe. No hay lugar para lo que escribo. Este éxodo también es exilio y lo llaman”Cursillo de Estilo”, riendo cosmopolitas con amabilidad propia de las hienas, los dueños de la comunicación gay, los gimnastas del verbo, los que usan “Prisa” para hacer lento y rentable el sentido de la oportunidad. Me dejan detrás de la puerta con mis papeles legales y mis sombras, entristeciendo.
Mi pareja sigue amando la luz que consigo emitir. Escribo nocturnamente, Sevilla me ha transformado en el primer cantante-mimo del planeta. Falla el PSOE para protegerme. Sus ideas, su buenismo malsano, hacen morir de “sed junto a la fuente”. Legalmente los inmigrantes no podemos votar. Ya nos necesitarán apenas la seguridad social se rompa una cadera y falte un teléfono amigo para llamar...
Nuestra boda consiguió que mi marido obtuviera el vestuario desasosegante del segregado.
Él es actor, las autoridades del pueblo afirman que el Teatro es una fábrica de parados y los centros deportivos, la base nuclear para ensamblar “Beckhams” como rosquillas. En este Ayuntamiento los toros son ciudadanos de primera, Patrimonio Nacional. Hay tres toreros reputados, una Plaza del ídem digna de exportación.
Mezclar sangre, ruedo y señoritos son ingredientes para crear desalmados.
Afirman coléricos, inyectados y febriles que dos hombres penetrados jamás tendrán hijos, para eso Dios concibió la vagina y los terrores femeninos. Algunos avergonzados se eximen animándonos a adoptar chinitos o peruanos cumpliendo así con la llamada ley de vida. Como si vivir tuviera algo de juego divertido cuando viene decretado.
Reflexiono y este circo particular sucede mientras los banqueros llenan de palos la hoguera de la crisis, bombardean Gaza y los postmodernos piratean programas informáticos e ideas para sumarlas al vocabulario de progresistas disfrazados.
Los portales, los blogs y el mensaje móvil, crecen como hongos en el bosque. La migración está, después del fenómeno llamada, en estampida. Mi gato mira dando ánimos para no morirme en este cuarto y tú me lees pensándome loco como Juana en Tordesillas. Delirante, inmigrante, deshabitada, desencantada… mil veces insomne, un millón de euros callada, aislada del viaje de gozar tranquilamente la vida.

Richard Villalón
Sevilla 26 de enero de 2009

Bienaventurados los abiertos porque jamás serán cerrados


Cuando aprieto “On”, aparece el día, nuboso, frío como titular periodístico, haciéndome sentir cobijado dentro de esta cama dulce en medio del Aljarafe. Es cierto, anoche pensé: “Diciembre me va a tragar”, sin embargo tu silueta alumbrando penumbras me alivia cuando escucho lo siguiente:
Encuesta ¿Cambiará el mundo con Obama? El paro vuelve a subir por octavo mes consecutivo. Condoleezza Rice toca el piano para la reina de Inglaterra. Di Caprio pone a la venta su lujosa propiedad en Malibú California. Al menos tres muertos en una explosión en un tren en la India. Zapatero no conocía vuelos a Guantánamo con escala en España autorizados por Aznar. El PP resta importancia a la noticia de los vuelos de Guantánamo. El Banco de Japón mantiene los tipos en el 0,30 por ciento en una reunión extraordinaria. Un nuevo atentado en la India deja al menos tres muertos en un tren. Ingresan en un hospital en Londres al español herido en Bombay. EE.UU. advirtió a la India en octubre de posible atentado terrorista en Bombay. La Audiencia Nacional abre una investigación sobre las conexiones entre las FARC y ETA. Dos canadienses mueren en Tailandia tratando de alcanzar un aeropuerto.
Despierto frente a un animal sanguinario, sediento, vive en el dormitorio, es la televisión. Anestesia mis madrugadas, aunque el teléfono sea un verdugo pertinaz, cotidiano, cobrándome dineros retrasados. La televisión es mi mal menor, me calma. Reclamo historias para aturdirme de la realidad, borracho con eso, confundo resaca con baja temporal. La calle es un film de tercera categoría, producción pobre, escenas repetidas. Deambulo en el coche recordando divertido el cuento nocturno de José María:” La madre de San Pedro era una cabrona, tacaña a más no poder. Murió y se fue derechita al infierno. Los santos (no Federico ¡Dios Nos libre!) asustados por esa mala publicidad a la empresa, recurrieron al mismísimo San Pedro asegurándole su salida indemne del infierno. Borrarían las pruebas, los atestados, los testigos presenciales, sus antecedentes, eliminarían rastros de su estancia infernal y colorín colorado. Incluso Dios en un ataque de nepotismo natural dijo.”Todos tenemos una buena acción con la cual podemos salvarnos, si no, se la inventamos, faltaría mas…” La madre de San Peter en su prisión recordó su única generosidad: había regalado a un pobre una hoja de puerro, ese sería su salvoconducto para librarse de tamaña vergüenza. El diablo implicado, rabioso y sabiéndose afectado dijo. “Si; que vaya al cielo, salvándose con la única acción buena de su vida”. Los demonios se alegraron viendo como trepaba por las paredes inmundas del pozo del averno con las faldas sucias y desgañitándose:” ¡Soy la madre de San Pedro idiotas, ya se enterarán…!” Casi consiguiendo salir, un angelito perverso y misterioso le dijo:”Te vas a salvar con la hojita de puerro que regalaste”. Ella se aferró desesperada y los demás penitentes del abismo se colgaron de sus faldas haciendo que su peso descomunal rompiera la hojita débil, desbarrancándose otra vez al fondo del silencio…
Cuentan que a partir de ese instante, regresa cada cierto tiempo, disfrazada en otro cuerpo, para vengarse…
La Biblia cuidadosa silencia esa historia, involuntariamente recuerdo a Esperanza Aguirre. Poderosa, llamativa hasta el orgasmo de los rectos y bienpensantes. Sobreviviente nata a mil catástrofes, simulada maga, falsaria bruja sirviendo al poder.
En la India algunos muestran su extraña alegría al no haberse cruzado con “Espe” en su huída de emperatriz imperiosa. Los helicópteros cargan una historia íntima con la señora. Un amigo biólogo de Doña Ana, huérfano de primos, asegura que si viniera una catástrofe nuclear algunas cucarachitas trepadoras, llenas de mechas y zapatitos altos con calcetines de encajes labrados, demostrarían la inmortalidad al declarar su nombre: “Esperancitas Voladoras Aguerridas”.Amen.

Richard Villalón
Sevilla, viernes, 05 de diciembre de 2008
http://www.richardvillalon.com/